Qué triste

Qué triste escribir, otra vez me pasó
Qué triste es ver por la venta, y verme ahí en la silla
Qué triste es ver que todo murió en vano
Qué pena siento por mi

Si no vuelvo no es porque no quiera, es que mis costillas ya no me dejan
Me cortare el cabello
Cortare mis pantalones, me volveré perra
Leeré una y otra vez mis libros
Me fumare todos los cigarrillos
Me lavare la cara, me cepillare los dientes
Saldré a patinar

Me volveré en un chico sin sentimientos
Me canse de esperar, de esperarte
Me canse de vivir en un mundo paralelo
Me canse de hacerte cartas y dibujos
Me canse de las llamas nocturnas, sin nada nuevo que contar
Me canse de no tener ganas

Volveré a besar cuando esté dispuesta
Volveré a verte cuando ya no quiera
Volveré a dormir
Volveré a estar ciega
Volveré a las notas tristes
No volveré a llamarte amor

-No me toques así, tus palabras ya no me enamoran

Me refugiare en mi casa
No, no quiero que entres
No quiero que vuelvas,
Con esos ojos negros llenos de mentira
Dijiste que no volverías a lastimarme

-¿Y qué mierda hiciste?

DESTRUISTE TODO.

Anuncios

Me invaden los recuerdos

A veces cuando estas solo, y te sientes tan débil, y crees que no puedes ganar ninguna pelea, piensas en todo lo que hiciste en este tiempo, piensas en todas las cosas que pasaste, piensas en todas las veces que lloraste, en las situaciones donde dices que ya no puedes más, que el corazón no da más, que ya no puedes ponerte de pie, que ya no puedes avanzar, que quieres desaparecer que nadie puede llenar ese pedazo.
Cuando despiertas en la mañanas y dices ¿Que haré ahora? ¿Qué puedo hacer para desaparecer todo esto? ¿Lo intente todo? ¿Porque todo me sale mal? ¿Porque nada resulta como yo esperaba? ¿Me extrañara alguien? ¿Alguien me recordara?
Cuando tienes una pena que nadie puede aliviar, que nadie puede sanar, que nadie puede salvarte.
Cuando lo único que anhelas es borrar esos recuerdos, eso malos momentos, esas pesadillas que te atormentan, que te persiguen y no te quieren dejar en paz. . . Piensas en todo lo malo que alguna vez hiciste, que creaste, y pides perdón al viento, para que esto pare, ¿Qué hice para merecer todo esto? Preguntas. Y nadie quien te pueda dar una respuesta a tu pregunta, nadie tiene un resultado suficiente. Pero vuelves a caer en lo mismo, vuelves a donde quedaste, te sigues preguntando, golpeando tu cabeza, quemándote las manos por querer saber, no poder cerrar los ojos sin tener una respuesta, las madrugadas se hacen largas, los sueños se hacen cotidianos. ¿Por qué?,¿Fui mala polola, hija, hermana, compañera, amiga. . . ? Solamente, pido que estos recuerdo desaparezcan y no vuelvan más . . .

Story

13.11
Quería escribir una nueva historia, pero contigo, sé que no vas a entender estar palabras porque no te interesa lo que escribo, sé que me mirabas de esa forma, ¿esa forma? como me mirabas antes, años atrás, cuando para ti era singular, no pensé que me harías reír esa noche, madure drogada, desperté sonriente. Meses esperando ese momento, besos pequeños.

15.12
Ahora que han pasado unos meses desde que ya no nos hablamos, eh llegado a soñar mucho contigo, sueño que hacemos cosas que nos prometimos, tal vez esto fue un amor fugaz, tú hiciste que algo en mi corazón creciera, ojala volverte a encontrar un día de estos. . .

-Esto no es una historia de amor. Esta es una historia sobre el amor-

Momento

Y en ese momento el cual no sabes nada más que hacer, cuando todas las mentes descansan, cuando todo se apaga, mirar a tu alrededor y no hay nada, nada que pueda sanar lo miserable que te puedas sentir, lo perdido que te puedas encontrar, lo eterno de cada minuto, lo vacío y lejano, lo absurdo. Pequeñas fantasías, por meses vivió en un mundo paralelo al cual todos están acostumbrados a vivir, joven. Tiene sueños que quiere cumplir, lugares donde quiere llegar, libros que quiere leer, emociones que experimentar, pero sigue atado, sin poder volar. Sueño con el día que vuelvas hacer igual cariño. Mamá te está esperando con un abrazo y un beso el cual tú le dabas al llegar, pero ahora ¿Por qué ya no estás? Dime. Consuela las noches que te pedía llegar, las lágrimas que vote, las horas que yo te pedía a gritos, fe de esperanza todas las noches para esa mujer, días desgastados esperando que vulvas, que vuelvan los abrazos y besos infinitos, recuerdos, nadie pagara el tiempo que tú la hiciste esperarte, sus ojos están desgastados, su pupila dilatada, sus labios sin ser besada, sus hombros caídos. Su vestido ya no tiene sentido, si tu no la miras bailar, si tú ya no juegas con su cabello. Su corazón ya no se acelera al verte, se acelera por ese hombre que la hizo bailar y sonreír en ese día, esa noche. Cuando ella a la mañana siguiente sonreía por ese hombre de corbata negra, el cual la hizo sentir bella, querida, protegida.

Pero no

Y tú siempre estás ahí, ahí, 
como si nada, 
esperando que alguien llegue a salvarte, 
a salvarnos, y tú, 
con tú cara de imbécil, 
esperando que tenga que amanecer, 
para poder creer.

Buscar amor, donde no lo hay; 
buscas consuelo, donde no puedes encontrar; 
buscas olvido y paz…
Pero sigues ahí,
con tú cara de imbécil… 

Tiempo es para personas 
con miedo a intentar, 
miedo de buscar
y darle sentido a sus 
miserables vidas.

Lloro cuando estas y no estas. 
Frío al despertar. 
Miedo, a buscar, encontrar, 
perder… a extrañar. 
Te busque, lo intente y no logre…

Pero ahí,
sigues tú con tu cara de imbécil, 
pidiendo disculpas donde no hay perdón, 
perdiste. 
Pierdes todo lo que tocas.

Pero tú, sigue a delante, 
no mires atrás, sigue con tu libertad, 
sigue, 
tus amigos buenos para nada, 
corre, te están esperando, 
sigue, no tienes nada ya que ganar…

Mis ojos irritados,
llenos de soledad, 
quiero que te marches, 
solamente vete, 
pero no, 
por miedo que veas a alguien mejor, 
miserable.

Y me vas a quedar mirando, 
con esos ojos, que yo vi brillar, 
no me mires, 
los recuerdos se derrumban, 
desaparecen. 

Espero el día que llores por mí, 
y solamente por mí.
Nadie llora por ti, solo yo,
Nadie llora por mí, por nosotros.

Una historia para recordar

En un año cualquiera, como un día cualquiera, pero no un mes cualquiera, para casi todos los chilenos. Fui de compras con mis dos bellas y sonrientes hermanas y mis padres, lo cual era muy cotidiano ir a ser las compras del mes, mamá recorriendo por los pasillos y buscando, lo que le podría hacerle falta y lo que realmente necesitaba, mi padre por otro parte hablando por su teléfono celular, y yo con una cara no muy amistosa, ya que al parecer tenía hambre, pues el día era frío y para nada acogedor. Estaba cansada y aburrida, recuerdo perfectamente ese día. Todas las personas corrían de un lugar a otro, desesperados, pensado que si no compraban lo que quería y no necesitaba se derrumbaría el mundo a sus pies. La gente vuelta loca, los niños gritando, caos por todo mi alrededor y yo solo con una botella de agua y mis audífonos. Quería regresar a mi hogar a descasa y esperar el fin de semana largo que ya se veía venir, los minutos se hacían muy largos. Después de un momento acompañe a mi madre a comprar quesillo entre otros lácteos, mientras tanto la esperaba con el carro de compras, mire a un señor de alta estatura, delegado, que llevaba a un pequeño niño en sus hombros, cualquier persona hubiera pensado que era una sujeto normal haciendo sus deberes, pero nadie observo en qué estado se encontraba el pequeño, las personas hacían sus compras sin mirar lo que pasaba alrededor.  El niño debería haber tenido unos 5 o 6 años de edad, cabello oscuros, ojos marrones, con un oso de peluche en sus brazos, y con una mochila en su espalda, no era cualquier mochila, sino un estanque de oxígeno, que le permitía al niño respirar, su labios eran morados, sus ojo color marrón pero su esclerótica era roja, su sonrisa perdida, la cual yo quería encontrar, pero no halle. Podría percibir sus ganas de salir corriendo, de querer huir de todo lo que le hacía daño, su padre estaba cansado. Me puse a pensar en el pequeño, de cómo se debería sentir, de si necesitaba algo, si buscaba a alguien, en ese instante me sentía vulnerable. El hombre se marchó con él en sus hombros y solo vi cómo se alejaba, en esos momentos es cuando uno agradece lo que tiene, ¿el como deberá sentir ese niño al despertar todos los días? y saber que es diferente a los demás, dar gracias por tener un día más con su familia. ¿Y nosotros que? Preocupándonos de cosas sin sentido, de no ser realista, que se poco empáticos ¿Porque a nosotros nos tiene que pasar algún acto no esperado para dar gracias de lo que tenemos? Cuando deje de mirar cómo se alejaba, pensé en mis hermanas, que pasaría si ella hubieran sido ese pequeño, de disfrutar cada día y ver cómo crecen, de la satisfacción de saber que están bien de el que nunca les pase algo, de dar mi vida por ella si fuera necesario, de valorar más lo que tenemos, y tener la fuerza de sonreír día a día.

¿why not?

Porque no pides un minuto de silencio y volvemos a mirar un poco el pasado, en que momento me dejaste de desear, que no me di cuenta, podrías hacerlo pasar a mi memoria, ¿Por qué perdí tanto tiempo?, en vez de arreglar todo esto, tal vez perdí mi tiempo leyendo libros, tal vez durmiendo o tan solo soñando, ¿Por qué no hice caso antes?.

     Porque no imaginamos que somos los dueños del mundo, yo sabia que estoy iba a suceder tarde o temprano, pero cerré mis ojos y mis oídos.
Quisiera elegir un viaje lejano, tal vez ir a visitar a Peter Pan o ir a Narnia donde el tiempo no transcurre. Escapar.
     Porque mi vida, porque pasa el tiempo, se vuelve tan incierto, las personas ya no se aman. Saldré en búsqueda de algo que me de vuelva la felicidad.